Se implementa el reconocimiento facial de identidad de pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA), con el objetivo de ahorrar el tiempo de espera que suele llevar la verificación de pasaportes, y aplicar tecnologías más avanzadas.

Karla Cobreiro, oficial de comunicaciones de MIA declaró: “este espacio habilitado en el aeropuerto es el primero en su tipo en el país y tiene como propósito acelerar la verificación de identidad, a una velocidad de 10 personas por minuto”.

Como si de huella dactilar se tratase, los pasajeros acceden a tomarse una fotografía biométrica, que se utiliza para medir de manera rigurosa las medidas del rostro humano y sus componentes.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Adjunto a la fotografía, en ese momento el pasajero crea un archivo con la documentación necesaria, que luego se empleará para acelerar el paso del mismo pasajero tras su llegada del exterior o cuando se disponga a salir del país.

Asimismo, se evitaría el paso por la cabina de Inmigración, y la salida a través de un agente de TSA.

Un agente de Aduana que pidió anonimato, expresó: “La idea es aplicar las nuevas tecnologías que podrían evitar el uso del pasaporte y las consiguientes filas que pueden demorar entre 15 y 30 minutos, según la hora del día”.

Sean Farrell, director del equipo tecnológico de la firma SITA que produce estos dispositivos dijo a la prensa que “para el año 2020 los grandes aeropuertos habrán cambiado el sistema de inspección al modelo biométrico”.

No obstante, aquellas personas que abogan por el derecho a la privacidad, se preocupan por el despliegue de este tipo de tecnología en los aeropuertos.

Harrison Rudolph, profesor del Georgetown Law’s Center on Privacy & Technology, señala: “El uso de un sistema como este no contribuye precisamente a reducir el tiempo de espera, sino que aumenta el riesgo de que las fotografías sean utilizadas para otros propósitos”; otras personas simpatizan con el programa de reconocimiento facial de identidad, y argumentan que facilita el paso veloz de los pasajeros por la terminal aérea.

(Con información de Diario Las Américas)