Un grupo de balseros cubanos desembarcaron en una mansión de Palmetto Bay en Miami. Las cámaras de seguridad del lugar captaron las imágenes de la llegada.