Devin P. Kelley, quien fue juzgado en la corte marcial de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, fue identificado como el pistolero que ingresó a la Primera Iglesia Bautista en Sutherland Springs, Texas, el domingo por la mañana y asesinó a por lo menos 27 personas, hiriendo a muchas más.

El tirador fue descrito como un “hombre blanco de unos 20 años de fuera de San Antonio” por Mike Levine, un periodista de ABC News, quien informó que la policía había descubierto una foto de un arma en la página de Facebook de Kelley. “Las autoridades ahora están revisando sus redes sociales; en Facebook en los últimos días, mostró un arma de estilo AR-15 “.

Después de abrir fuego dentro de la iglesia, según los informes, el pistolero se fue en un vehículo. Murió después de una breve persecución policial, pero no está claro si fue por su propia mano o si recibió disparos de la policía.