El huracán Michael está en camino de convertirse en una tormenta devastadora en al menos la mitad del Panhandle de Florida. Michael se fortaleció la madrugada del miércoles convirtiendose en categoría 4.

A partir del aviso de las 5 a.m., Michael era una tormenta de categoría 4 y estaba ubicado a 140 millas al sur-suroeste de la ciudad de Panamá en Florida. Se movía hacia el norte a 13 mph con vientos máximos de 140 mph.

El gobernador de Florida, Rick Scott, advierte que el huracán Michael es una “tormenta masiva” que podría traer “devastación total” a partes del estado.

El huracán debe impactar la Florida en algún momento del miércoles con fuerza de categoría 4.