Agentes de la policía de una tribu india de la Florida se llevaron a una bebé recién nacida de un hospital de Kendall el domingo en contra de los deseos de los padres de la niña, dijo un abogado de la pareja.

El senador Marco Rubio, republicano por Florida, se manifestó fuertemente en contra de la tribu y calificó el incidente de secuestro.

“La policía de la tribu Miccosukee usó una orden de la corte tribal para secuestrar a una bebé recién nacida en contra de sus padres en un hospital de Miami”, escribió el cubanoamericano.

“No tienen jurisdicción fuera de la reserva. Estoy en contacto con funcionarios federales, y esto no terminará bien para la tribu si no devuelven a la niña lo antes posible”, añadió.

Los policías de la tribu Miccosukee le mostraron al personal del Baptist Hospital una orden judicial tribal y el personal del hospital la cumplió, dijo el abogado Bradford Cohen. La historia fue reportada por primera vez por el Miami Herald.

“El detective me preguntó si sabía lo que estaba sucediendo. Le dije: ‘No, no sé lo que está pasando’”, dijo la madre del bebé, Rebecca Sanders.

Sanders y el padre del niño, Justin Johnson, dijeron que la orden es una farsa y que fue conducida por la madre de Sanders, Betty Osceola. Sanders informó que su madre no quería que el bebé fuera criado por Johnson, que es blanco.

“La madre de mi cliente estaba muy molesta de que el padre de la tribu que no era de Miccosukee tuviera acceso al bebé”, afirmó Cohen.

La orden afirma que Johnson había abusado de los otros nietos de Osceola, la policía de Miami-Dade anunció que estaban investigando el caso.

Dori Robau Alvarez, directora corporativa de marketing y comunicaciones de Baptist Hospital, alegó que no puede hacer comentarios sobre pacientes específicos debido a las leyes de privacidad, pero la política del hospital es seguir órdenes judiciales. Ella le dijo al Miami Herald que los agentes de policía de Miami-Dade acompañaron a los oficiales de la tribu.

“Baptist Hospital cae bajo la jurisdicción del Departamento de Policía del Condado de Miami-Dade y cumple con las leyes estatales y federales”, dijo Álvarez en un comunicado. “Es política de nuestro hospital cooperar con las autoridades policiales de Miami-Dade mientras hacen cumplir las órdenes judiciales”, agregó.

Se ha establecido una audiencia de emergencia sobre el caso para la 1:30 p.m., el jueves en corte tribal.

(Con información de Local10.com)