Un hombre de 71 años falleció en Sarasota después de comer ostra cruda que contenía la bacteria que “devora carne”.

El hombre falleció el pasado 10 de julio, pero las autoridades no han revelado su identidad ni donde comió la ostras.

La “vibrio vulnificus” habita en las aguas marinas y suele penetrar en el cuerpo a través de una herida abierta. Afecta especialmente a ancianos o personas mayores con problemas en su sistema inmunológico y solo se combate con antibióticos.

Las autoridades sanitarias recomiendan a las personas con un sistema inmunológico débil utilizar sandalias o zapatillas en la playa, especialmente al subir a rocas.

Los médicos aconsejan, por su parte, abstenerse de comer marisco crudo, especialmente ostras, y bañarse en el mar o agua salobre con heridas o cortes recientes en la piel para evitar toda posibilidad de contagio.