Fernando y Josefa Salazar, de origen mexicano, recibieron de manos de su hija el mejor regalo que podían tener por navidad.

“El abogado me llamó y me dijo que las tarjetas habían llegado. Le dije mándamelas. Las metí en una tarjeta de Amazon para que pareciera solo un gift card”, dijo a la cadena hispana de televisión Univisión.

La pareja recibió la residencia como si fuera una tarjeta de regalo de Amazon y dentro del sobre estaban sus tarjetas de residentes permanentes, un proceso que había gestionado su hija MaryFer Salazar inmediatamente después de ella obtener la ciudadanía estadounidense.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Los tres habían ingresado a Estados Unidos con visas de turistas y la pareja durante un tiempo no pudo salir del país, ni siquiera cuando murieron los padres de Josefa Salazar.

El haber entrado de manera legal a Estados Unidos les facilito el proceso.