Un grupo de científicos cubanos cuestionó la teoría de los ataques sónicos en Cuba que ha llevado al cierre parcial de la embajada de Estados Unidos en La Habana y las demoras en las visas a cubanos.

Neurólogos y médicos de Estados Unidos, el Reino Unido y Alemania, cuestionaron las conclusiones del informe en cuatro cartas publicadas por la revista Journal of the American Medical Association (JAMA), empleada por la Asociación Médica Estadounidense para divulgar sus descubrimientos.

Los expertos defienden en sus misivas que los autores del estudio de marzo —tres médicos de la Universidad de Pensilvania— pudieron haber malinterpretado el resultado de las pruebas médicas o ignorados trastornos que provocan síntomas entre un amplio grupo de personas, como factores psicológicos.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Robert Bartholomew, sociólogo estadounidense, atribuye los síntomas que sufrieron los diplomáticos a un fenómeno de “histeria colectiva”, una enfermedad psicológica que puede causar daños cerebrales y que se desarrolla lentamente, según explica.

Hasta el momento el gobierno de Estados Unidos no ha determinado la causa de los problemas de salud de los diplomáticos y el gobierno de Cuba niega la existencia de los ataques.