La misión cubana en EEUU ha vuelto a mostrar su intolerancia este martes, boicoteando con gritos y golpes sobre las mesas un acto organizado en la sede de la ONU, por el Departamento de Estado a favor de los presos políticos en la Isla, reporta El Nuevo Herald citando a Efe.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) Luis Almagro, y la diplomática estadounidense Kelley Currie pronunciaron sus discursos en medio de gritos de “Cuba sí, bloqueo no”, y golpes sobre las mesas, a penas podían ser escuchados.

Cuba había pedido a Naciones Unidas cancelar el evento, alegando que violaba las normas de la organización, por lo que al no poder impedir el lanzamiento de la campaña en defensa de los presos políticos, finalmente los diplomáticos cubanos irrumpieron en la sala impiendo que la actividad se desarrollara con normalidad.

Anayansi Rodríguez, embajadora de Cuba ante Naciones Unidas pronunció su propio discurso al mismo tiempo que Currie, la representante de EEUU en el Consejo Económico y Social de la ONU, aún fuera de micrófono la cubana interfería.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

De acuerdo al diario miamense, Rodríguez abandonó más tarde la sala, sin embargo otros representantes también interrumpieron a Almagro.

https://twitter.com/raceandequality/status/1052264167799951361

Representantes de países aliados también corearon consignas en apoyo a la delegación cubana, y tampoco dejaron escuchar los discursos.

Currie declaró a la prensa que “nunca en toda mi vida había visto diplomáticos comportarse como la delegación cubana lo hizo hoy”. La funcionaria norteamericana confesó que el régimen cubano debe estar “avergonzado” por este “comportamiento de matón”.

“Uno se pregunta si los diplomáticos de este Gobierno se comportan así, ¿cómo se comportará la policía? Se entiende por qué la gente tiene miedo a hablar, por qué se manda a gente a la cárcel por hablar”, añadió Currie.

(Con información de El Nuevo Herald)