Ocho cubanos que se encuentran detenidos en el Centro de Detención de Inmigrantes de las Islas Caimán (IDC) continúan rechazando los alimentos proveídos por la institución. Los funcionarios locales alegan que mientras los cubanos no aceptan alimentos del centro, si consumen alimentos de sus propias reservas, según a reportado Martí Noticias.

Ayer marcó el décimo tercer día de la protesta, con la cual los cubanos piden se les tramite su solicitud de asilo luego de llevar algunos hasta dos años y medios detenidos en el centro.

Los cubanos, que dicen haber pasado en reclusión entre un año y tres meses y dos años y seis meses, se nombran Yusniel Ballester Jorge, Reynaldo Carmenate García, Miroín Estévez Matos, Amaury Fleitas Rodríguez, Amaury Izquierdo Montana, Pedro López Placeres, Heriberto Quesada Sánchez y Orledo Reyna Izaguirre.

Los detenidos han sido evaluados por médicos locales; solo uno de ellos se negó a recibir atención médica.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Con la atención mediática que han logrado conseguir los detenidos, las autoridades caimanesas se han visto presionadas a considerar algún tipo de libertad condicional, aceptando que los cubanos se han enfrentado a una “demora excesiva” en sus trámites.

“Dado el retraso desmesurado en la finalización del estatus de inmigración de los detenidos, el jefe de inmigración en funciones ha aceptado revisar su detención continuada, aunque la consideración primordial será cualquier riesgo potencial que su liberación pueda presentar a la comunidad”, declaró el gobierno, citado por el sitio Cayman News Service.

Las autoridades han dicho que no darán mas detalles hasta que se decida como mejor avanzar con los casos.

En el centro de detención se encuentran 13 inmigrantes cubanos. Los ocho que se encuentran en huelga de hambre dicen ser miembros de una organización opositora ilegal en Cuba, llamada Partido Nacionalista Cubano. En su solicitud de asilo han argumentado que regresarlos a la isla, pondría en peligro sus vidas.