El gobierno de Cuba prepara un apretón de tuerca al sector privado en la isla con más estrictas regulaciones según reportó la agencia Reuters.

Un borrador de nuevas regulaciones económicas propone aumentar el control del Estado sobre el sector privado en Cuba y limitar el emprendimiento, según una copia del documento obtenida por la agencia Reuters.

Las reformas están siendo llevadas a cabo por el vicepresidente Marino Murillo, que ya en diciembre había adelantado que vendrían regulaciones más estrictas.

Entre las medidas esta que las casas obtengan licencia para operar sólo un restaurante, cafetería o bar. Eso limitaría el número de asientos por establecimiento a 50.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Muchos de los restaurantes privados más exitosos de La Habana tienen actualmente varias licencias, lo que les permite atender a 100 personas o más.

“El decreto de ley fortalece el control funcional a nivel municipal, provincial y nacional” sobre el sector privado, señala uno de los decretos incluido en un documento de 166 páginas fechado el 3 de agosto del 2017, firmado por Marcia Fernández Andreu, vicejefa de la Secretaría del Consejo de Ministros de Cuba.

El proyecto incluye además la creación de una nueva división del Ministerio del Trabajo que gestione y controle el trabajo por cuenta propia.