El gobierno de Cuba prohibió la legalización de documentos académicos a los médicos cubanos que trabajaron bajo el mando del Ministerio de Salud Publica en Cuba.

La nueva prohibición incluye a médicos en misión en el extranjero, eventos internacionales en cualquier parte del mundo y a los que se les dio permiso para un viaje temporal al extranjero.

Las medidas están dirigidas a obstaculizar que los médicos cubanos revaliden sus títulos fuera de la isla.