El ex boxeador cubano Ramón Garbey, exiliado en Miami, no pudo viajar a Cuba al velorio de su hijo porque el gobierno en la isla se lo impidió.

Ramón Garbey Hinojosa, murió en Santiago de Cuba, víctima del VIH SIDA sin el adiós de su padre.

El boxeador denunció que el régimen le negó la entrada a Cuba cuando su hijo estaba aún con vida. Tampoco pudo asistir al funeral.