ICRT CubaEl presidente del ICRT en Cuba ha anunciado que se retirara de la televisión cubana todo programa cuyo contenido sea “vulgar y banal”. “En los canales nacionales (de radio y televisión) ya se decidió, no se pone un número más grosero, no se pone un número más banal, no se pone un número de letra ofensiva y tampoco vídeos-clip que atenten o denigren la imagen de la mujer, sea cubano o no” dijo el presidente del ICRT en su informe a la Asamblea Nacional.

“El empeño en la promoción de intérpretes y autores que contribuyan a esas incorrecciones deforma el gusto musical de la población” aseguro el directivo cubano. Los últimos meses ha habido mucha polémica sobre la difusión de programas y música que no tiene ningún valor cultural y la declaración de la guerra institucional al reggaetón.

El informe explica que las instituciones culturales llevan a cabo un proceso de “depuración” para “erradicar cualquier práctica que por su contenido se aparte de la legitimidad de la cultura popular cubana”. Una vez más las autoridades cubanas se equivocan, se van por el camino de la censura, de la solución por la fuerza en vez de arreglar el problema de raíz. En Cuba se difunde la música vulgar y programas de televisión y radio banales porque hay un mercado para eso, existe un público que se entretiene con la difusión de esos programas. El gobierno debería invertir sus esfuerzos en mejorar la educación de los cubanos y la cultura general para que sean los mismos cubanos quienes rechacen el contenido “vulgar y banal” y no que se censurado por decreto.