El gobierno de Cuba ha comenzado una ofensiva contra los cuentapropistas buscando razones para retirar licencias. En días pasados ya prohibieron la venta de ropa importada y los cines privados que transmiten películas en 3D. Un vídeo oficial de la isla muestra una ofensiva contra los vendedores privados que en muchos casos se ven obligados a cometer ilegalidades para sostener sus negocios.

Las ilegalidades deben ser combatidas pero el gobierno debería ir mas allá y analizar porque la mayoría de los negocios en Cuba recurren a actividades ilegales para mantener sus negocios abiertos.