Después poco más de un mes del fin de la política de pies secos pies mojados y el anuncio de Obama de que había llegado un acuerdo con Cuba para aceptar de vuelta los cubanos que intenten llegar, el gobierno de Cuba ha aclarado que se evaluara caso por caso las órdenes de deportación antiguas.

El acuerdo de Obama con el gobierno de Cuba es solo para los que lleven 4 años fuera de la isla, esos serán devueltos a la isla utilizando el sistema expedito de Estados Unidos.

En el caso de los cubanos con orden de deportación o que llevan más de 4 años el gobierno de Cuba ha aclarado que evaluara caso a caso.

“Como parte de la negociación y de la buena fe nuestra, Cuba aceptó sustituir algunos nombres… No quiere decir que Cuba va a recibir a todos los ciudadanos cubanos que emigraron con el Mariel y han sido designados como no elegibles por las autoridades estadounidenses: insisto en que se trata de un grupo de ciudadanos”, dijo Gustavo Machín, subdirector de la Dirección General de Estados Unidos en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba (MINREX).

La lista que se refiere el gobierno de Cuba es la de 2,746 “excluibles” que habían emigrado durante el éxodo del Mariel y que el gobierno cubano acordó recibir tras los acuerdos bilaterales de 1984.

De ese listado han sido devueltos paulatinamente a Cuba 2,022 cubanos, 246 han muerto y solo 478 cubanos quedan pendientes de ser repatriados, según datos de la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos.

El gobierno de Cuba no quiere una deportación masiva de los cubanos que se encuentran con orden de deportación, algunas cifras sugieren que son decenas de miles de cubanos los que podrían ser obligados a regresar a Cuba.