El periódico Juventud Rebelde aseguró en una de sus ediciones que “por estos días se ha suscitado preocupación por la desaparición del papel sanitario”.

Por su parte, Manola González, director general de la Empresa Mixta de Productos Sanitarios S.A., con sede en Cárdenas, encargada de producir “el papel sanitario de lujo, las servilletas de diferentes formatos, toallas y los rollos minijumbos” para el turismo, dijo que desde el pasado 11 octubre se puso en marcha una tecnología más moderna.

“Actualmente la fábrica produce con las máquinas viejas y las modernas, hasta que estas últimas lleguen a su máxima capacidad. No son las supermáquinas, pero tienen un elevado nivel de electrónica y (…) humanizan el trabajo, con solo cuatro hombres por turno. Además, trabajan simultáneamente y en una se puede hacer el rollo para el turismo y en la otra el ecológico de las tiendas”, aseguró.

Además, agregó que “al elevar la producción decidimos priorizar La Habana, donde más carencias había, y así lo hemos hecho. Hasta la fecha hemos enviado hacia allá, por encima de lo pactado, 7.000 bultos, es decir, 336.000 rollos”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Asimismo, aseguró que en noviembre se suministraron a La Habana alrededor de 34 contenedores de papel higiénico, equivalentes a 2.050.320 rollos.

“Ahora las máquinas modernas están al 60% de su capacidad y a partir de este 1 de diciembre montaremos los turnos de trabajo las 24 horas para que lleguen a su tope de producción y así cumplir con lo demandado”, indicó.