El gobernador de Florida, Rick Scott, exige al director del FBI, Christopher Wray, que renuncie, luego de que su agencia admitiera el viernes que ignoró un aviso sobre el sospechoso de la masacre a la escuela en Florida, Nikolas Cruz, hace apenas un mes.

“Promovemos constantemente ‘ver algo, decir algo’, y una persona valiente hizo eso. Y el FBI no actuó “, dijo Scott en un comunicado.

“Diecisiete personas inocentes están muertas y reconocer un error no va a ser suficiente. Una disculpa nunca devolverá la vida a estos 17 floridanos ni consolará a las familias que están sufriendo ” dijo.

Un mes antes de que Cruz asesinara a 17 personas en su antigua escuela secundaria, una persona “cercana a él” llamó al FBI e informó que el joven de 19 años tenía un “deseo de matar gente” y que había peligro de que fuera en una escuela “, y sin embargo, la agencia no pasó la información a su oficina local de Miami, reveló.

Wray se disculpó en una declaración, diciendo que “[lamentamos] profundamente el dolor adicional que esto causa a todos los afectados por esta horrible tragedia” y nos comprometimos a investigar cómo ocurrió un error tan masivo.