La fundación sin fines de lucro Light of Hope y la empresa de autor Doral Lincoln donaron a Mónica González, víctima de violencia doméstica, un Ford Taurus del 20017, auto que necesitaba para poder trabajar y transportarse tres veces por semana a su tratamiento de diálisis.

“Estoy tan feliz que me tiemblan las piernas. Con el carro ya puedo buscar un trabajo a medio tiempo y asistir a mi tratamiento. Quiero decirles a las mujeres que han sido víctimas como yo que no estamos solas y que Dios nos protege”, dijo.

Según reporta El Nuevo Herald, la historia de González, quien sufrió violencia psicológia y física por parte de su expareja, con quien tuvo dos hijos, se repite diariamente.

“Él no me dejaba trabajar, por lo que me dediqué a cuidar a mis hijos. Comenzó insultándome y llegó al punto de intentar ahorcarme. En ese momento dije no más”, expresó la nicaragüense, quien tras esta escena fue detenida junto al agresor por la policía.

Después de salir de la cárcel, González consiguió trabajo limpiando casas, pero no le duró mucho por su enfermedad: insuficiencia renal crónica.

“Ir al centro médico era una pesadilla. Tenía que coger varios buses y pedir dinero prestado o regalado. Hace dos meses conocí a Ivón Linares, directora de Light of Hope, y ella me dijo que íbamos a conseguir un carro para mí. No creí que fuera posible pero se hizo realidad”, dijo.