FreeLists es una nueva plataforma digital que los cubanos están usando, a través de correos electrónicos los nacionales pueden interactuar, polemizar y opinar sobre el tema que les interese, sin que aparentemente exista un censor o barrera que limite los comentarios.

“La necesidad de opinión e interacción que nos caracteriza ha superado los miedos y problemas que puede generar un servicio tan polémico como este”, afirma la taxista y suscriptora de la plataforma Olivia Fontana.

El foro de discusión enarbola que “el conocimiento y la información son gratuitos, y deberían permanecer de esa manera”, sin embargo en la Isla “las reglas son modificadas por la realidad que impone ETECSA y su servicio de correos Nauta, censura, nada de privacidad y altos precios”, alega una joven.

Para formar parte de esta comunidad virtual se debe enviar un email con las palabras “JOIN cubacel” en el asunto del correo a la dirección electrónica ecartis@freelists.org., una vez en el foro puedes abordar temas vinculados a las nuevas tecnologías y ETECSA “lo cual de por sí ya es bastante controversial y genera suficiente polémica”, señala Cubanet, independientemente de que existan otros temas a debatir.

Ser parte de la plataforma significa también que el saldo del teléfono puede afectarse, y disminuir bastante, ya que al ser vía correo Nauta te encuentras con esta limitante o problema.

Fontana subraya que “este es uno de los principales problemas que tenemos que enfrentar los que usamos Nauta. Como son muchas personas las que utilizan FreeLists, diariamente se generan cientos de correos que van a parar a nuestras bandejas de entrada y cuando nos conectamos para descargarlos el saldo se desploma al piso”.

Pero el dinero no es el único obstáculo para acceder a un espacio verdaderamente libre, donde puedas expresar sinceramente todo lo que piensas y ampliar el universo de los temas a tratar.

Los cubanos al utilizar un correo estatal para interactuar están obligados a autocensurarse por miedo a represalias del gobierno.

“Yo me atrevo a decir que ETECSA es la institución estatal con más detractores en toda la Isla, lo cual es combustible a la hora de opinar sobre el tema, sin embargo, existe un miedo casi generalizado pues si decimos mucho, pudiéramos ser castigados de alguna manera”, añade la suscriptora.

No hay datos específicos, pero miles son los cubanos que se están atreviendo a expresar sus opiniones sobre temas controversiales en Cuba.

¿Hasta dónde permitirán que llegue esta plataforma las autoridades cubanas?

Como bien se sabe al régimen no le conviene que las personas interactúen demasiado, a no ser bajo su tutela, si de alguna manera, las opiniones en la Isla se salen de lo “establecido” o “permitido”, podemos decir adiós a FreeLists.

Mientras tanto simular libertad de expresión es cosa fácil.

(Con información de Cubanet)