Florida Power & Light anunció que no habrá un recargo por limpieza del huracán Irma en las facturas, ya que estima un ahorro de $ 250 por cliente en los próximos 2 años y medio.

Asimismo, la compañía dijo que es posible que no se eleve la tarifa base de FPL hasta 2022, la empresa acredita su cambio en los planes de recargos a la reforma fiscal.

“El momento de la reforma tributaria federal, después del huracán más caro en la historia de la Florida, creó una oportunidad inusual y sin precedentes. Creemos que el plan que hemos esbozado es la manera más rápida de comenzar a pasar ahorros impositivos a nuestros clientes y el enfoque más apropiado para mantener las tasas bajas y estables en los próximos años”, dijo el presidente y CEO de FPL Eric Silagy, en un comunicado de prensa publicado al sitio web de FPL.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Nuestro acuerdo de tarifas actual brinda la posibilidad de utilizar los ahorros de impuestos federales para compensar por completo los costos de restauración del huracán Irma, que ofrece un beneficio inmediato para los clientes, y también la oportunidad potencial de evitar un aumento general de la tarifa base por hasta dos años adicionales [2022 en lugar de 2020]”.

Los empleados de FPL, luchaban por restablecer la energía el martes 12 de septiembre de 2017, después de que el huracán Irma dejó a millones de clientes sin electricidad.

Pero a principios de este mes, FPL redujo su recargo para estudiar los efectos de los cambios en los impuestos de diciembre. Ahora, la compañía de servicios dice que aplicará lo que ahorra al costo de limpieza de Irma.

En cuanto a los efectos en el resultado final de un consumidor de FPL, el recargo de Matthew es de $ 3.35 para un cliente que usa 1,000 kilovatios-hora por mes. Cuando eso termine, el recargo de Irma habría comenzado. Eso habría agregado $ 4 a la factura de un cliente que usa 1,000 kWh por mes, subiendo a $ 5,50 en 2019 y 2020, según el plan anunciado por FPL en octubre.

FPL está reuniendo una fuerza de restauración de más de 13,500 socios de servicios públicos de 29 estados, tan lejos como Texas y California.

(Con información de Miami Herald)