La flota de Estados Unidos encabezada por el portaaviones USS Carl Vinson llego a la península coreana y según varios medios esta lista para realizar ataques militares si Corea del Norte realiza una sexta prueba nuclear.

“La Tercera Flota opera con un propósito: salvaguardar los intereses de EE.UU. en el Pacífico occidental”, dijo a la Voz de América el comandante Dave Benham, director de operaciones mediáticas de la Tercera Flota.

Junto al portaaviones USS Carl Vinson están un crucero y dos destructores armados con misiles de crucero Tomahawk. Ademas un submarino nuclear de clase Ohio, que cuenta con 154 misiles de crucero Tomahawk como los disparados en Siria.

El gobierno de Corea del Norte ha advertido que responderá con fuerza a cualquier ataque de Estados Unidos.