El pasado fin de semana un hombre intentó robar un fusil a un guardia de seguridad para cometer un ataque terrorista cuando fue abatido por otros agentes de seguridad.

Imágenes de las cámaras de seguridad de lo sucedido salieron a la luz pública.

Por suerte no hubo ninguna víctima gracias al trabajo de las fuerzas de seguridad.