Después de que en el día de ayer se anunciara que Julian Cadman, un niño australiano de siete años, que quedo desaparecido después del atentado terrorista en Las Ramblas de Barcelona fue encontrado entre los heridos en un hospital, las autoridades han informado hoy que ha fallecido.

La familia de Julian confirmó que había sido asesinado en un comunicado hoy domingo.

“Julian era un miembro muy querido y adorado de nuestra familia”, dijo el comunicado emitido por el Departamento Australiano de Relaciones Exteriores y Comercio.

“Quisiéramos agradecer a todos los que nos ayudaron en la búsqueda de Julian. Su amabilidad fue increíble durante un momento difícil.

“También reconocemos que no somos la única familia afectada por los eventos, nuestras oraciones y pensamientos están con todas las personas afectadas” dijo la madre.

La madre del niño resultó herida en el ataque y fue llevada a un hospital, donde informó a los trabajadores del hospital antes de perder la conciencia de que su hijo había estado con ella, según Francisco Jiménez, coordinador de SOS Desaparecidos, una organización sin fines de lucro que comparte información sobre personas desaparecidas.