Paul Manafort, exjefe de campaña del actual presidente de EEUU, Donald Trump, viajó a España, México, Cuba y Panamá en 2016, dentro de los numerosos viajes que le han llevado a ser acusado de lavado de dinero en la investigación sobre la supuesta intromisión de Rusia en las elecciones de 2016, reportó EFE.

Manafort está acusado de crear una “red de entidades y cuentas bancarias” en diferentes países para ocultar los ingresos que obtenían del expresidente ucraniano Víktor Yanukóvich (2010-2014), vinculado a Moscú.

La Fiscalía cita las diferentes escapadas de Manafort al extranjero para mostrar que el acusado es un experimentado viajero que podría darse a la fuga en cualquier momento para escapar de los doce cargos de los que le acusa el fiscal especial, Robert Mueller.

Mueller es el fiscal especial que lidera una investigación sobre la supuesta injerencia de Rusia en los comicios estadounidenses de 2016 y los posibles lazos de la campaña de Trump con el Kremlin.

Manafort logró blanquear hasta 18 millones de dólares para comprarse lujosas propiedades en Nueva York, Virginia y Florida con dinero de Ucrania.

El exjefe de campaña de Trump enfrenta cargos por lavado de dinero y conspiración contra Estados Unidos.