Un desfile de autos clásicos y antiguos tendrá lugar el próximo 15 de diciembre, junto a un certamen para premiar el mejor cuidado, a pocos metros del Malecón habanero, informa Diario de Cuba.

Según contó el miembro del proyecto Amigos de Fangio, Pablo Álvarez, “el cubano atesora estos vehículos y vive orgulloso de ellos. Ruedan en nuestras calles, en nuestras ciudades y pueblos, no son automóviles de vitrina o museos”.

“Son de uso diario y eso no existe en el mundo. Algunos han pasado por tres o cuatro generaciones en una familia”, añadió Álvarez, quien además es uno de los organizadores de la exhibición.

El evento para rendir homenaje al añejo parque vehicular y premiar la conservación de ese patrimonio, se desarrollará con el tránsito de los llamados almendrones a lo largo de la avenida del Malecón desde el Hotel Riviera hasta el recién inaugurado Grand Packard, frente al emblemático Prado de La Habana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En la Isla aún ruedan miles de autos fabricados entre 1930 y 1960, muchos de los vehículos han sido readaptados con motores de la antigua URSS, y también se han sustituido piezas fabricadas en Cuba, todo como parte del ingenio y el esfuerzo del cubano, que al no poder importar partes y piezas de repuesto, por las restricciones del régimen, no le queda de otra que innovar.

La primera edición del Gran Premio de Conservación para los autos que se inscriban, se desarrollará a la par de la exhibición de más de 200 vehículos, y el recorrido de autos clásicos.