Myrna Díaz, una ex empleada de la aerolínea Global Air involucrada en el accidente donde murieron 111 personas denunció graves violaciones de seguridad y falta de inspecciones.

Según la empleada que trabajaba como sobrecargo les faltaban toboganes de emergencia, chalecos salvavidas y oxígeno y, aun así, pasaron las inspecciones de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Se salía el agua de las pocetas del baño en cada aterrizaje y despegue, volábamos con el mínimo, a veces hasta con un tobogán nada más, sin chalecos salvavidas, sin tanques de oxígeno, teníamos que cooperarnos entre nosotros hasta para pagar el servicio de las escaleras, combustible o cosas así, limpiar el avión, eso sin contar que te manejaban a través de los viáticos” dijo.

Volaban sin la cantidad combustible necesaria, no capacitaban al equipo de sobrecargos en tiempo y forma y, en los tres años que ella laboró en esa empresa, era común no saber a dónde irían ni por cuanto tiempo.