(AP). Un ex asesor de la campaña del presidente Donald Trump se declaró culpable de mentir al FBI sobre la comunicación que tuvo con rusos, dijo el lunes el fiscal especial Robert Mueller, mientras que Paul Manafort, ex director de la campaña, y su socio comercial, se declararon inocentes de asociación ilícita en contra de Estados Unidos y otros cargos.

La declaratoria de culpabilidad de George Papadopoulos representa el primer proceso penal que cita interacciones entre asociados de la campaña de Trump e intermediarios rusos durante la contienda presidencial del 2016. Este desarrollo llevó la investigación de Mueller hacia una nueva fase, con cargos de delitos graves y posibles sentencias de prisión para integrantes clave del equipo de Trump, incluyendo Manafort, quien dirigió la campaña durante meses cruciales, y Rick Gates, un asistente de la campaña.

Documentos presentados en la corte también revelaron que Papadopoulos supo que los rusos tenían material “sucio” sobre la candidata presidencial Hillary Clinton, en la forma de “miles de correos electrónicos”, el 26 de abril del 2016, mucho antes de que se supiera públicamente que los correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y la campaña de Clinton habían sido hackeados.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Papadopoulos ha estado cooperando con los investigadores, de acuerdo con documentos presentados en corte, señal potencialmente de mal agüero para otras personas cercanas a Trump que podrían resultar implicadas por su testimonio. En un comunicado, los abogados de Papadopoulos dieron a entender fuertemente que su cliente tiene más información para declarar.

Durante la conferencia de prensa diaria, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders restó importancia al papel de Papadopoulos en la campaña, calificándola de “extremadamente limitada”.