En lo que parece ser un paso atrás en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, la administración Trump catalogo a Cuba como una potencial amenaza para la seguridad nacional.

El director de Inteligencia Nacional de Estados Unidos, Dan Coats, presentó este jueves ante la Comisión de Inteligencia del Senado estadounidense lo que su despacho considera son las potenciales amenazas a la seguridad de su país y al referirse al continente americano destacó a Venezuela, Cuba y México.

Sobre Cuba el funcionario destaco un posible aumento de la represión mientras tratan de mantener el control de la isla en medio de una recesión económica.

Sobre los gobiernos de Venezuela y México el funcionario teme por la inestabilidad política.