Estados Unidos renovó su compromiso de abordar las desigualdades entre mujeres y hombres en el hogar y en el extranjero, en conmemoración del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

En un comunicado del Departamento de Estado de ayer, el Gobierno afirmó seguiría “implementando medidas para fortalecer el empoderamiento económico de las mujeres y las niñas a través de políticas y programas que promuevan el espíritu empresarial”.

Asimismo reafirmó la relevancia de promover el estatus de las mujeres y las niñas a nivel mundial, de igual modo ampliar “el acceso equitativo a las finanzas, el trabajo decente, la capacitación y las oportunidades de aprendizaje”.

“Queremos ver a más niñas capaces de aspirar a su máximo potencial y garantizar que vivan en entornos seguros, saludables y seguros. Por lo tanto, nos esforzamos por crear e invertir en oportunidades que permitan a las niñas alcanzar la educación y las libertades que merecen”, añadió la nota del Departamento de Estado.

El Gobierno norteamericano también reconoció “el liderazgo, las contribuciones y el coraje de las mujeres que han hecho sacrificios en el pasado, a lo largo de muchas generaciones, para hacer del mundo un lugar más seguro, próspero y pacífico. Nos comprometemos a garantizar que ese progreso continúe”, concluyó el comunicado.

(Con información de Martí Noticias)