El ejército de Estados Unidos se prepara para probar su capacidad de frenar misiles de Corea del Norte en caso de que se desatara la guerra en la región.

Las pruebas de larga duración en el Pacífico hacen parte del programa global de defensa contra misiles balísticos del ejército estadounidense para defenderse contra amenazas de Corea del Norte y de Irán.

Estados Unidos quiere asegurarse de que cuenta con la capacidad para detener un ataque de Corea del Norte si las tensiones siguen subiendo.

Una de las pruebas consistirá en el disparo de prueba de un misil estándar mejorado desde un buque de la Armada, dijo un funcionario de defensa. Las pruebas tendrán lugar sobre el Pacífico porque allí donde los rangos de pruebas son lo suficientemente largos para adaptarse reporto CNN.

Las pruebas se llevarán a cabo en Mayo.