Panamá obtuvo la victoria por 2 a 1 ante Costa Rica, ya clasificado con gol inexistente que sirvió para dejar eliminado a Estados Unidos.

En un tiro de esquina a favor, el defensor Gabriel Torres se lanzó de cabeza sobre el balón que boyaba sobre la línea de gol, y el árbitro Walter López pitó gol.

Las imágenes demuestran que la pelota nunca paso la linea de gol pero el arbitro lo dio por bueno.

Estados Unidos, campeón de la Copa de Oro y máximo candidato a clasificar deberá esperar cuatro años más para jugar un Mundial.