Este jueves llegaron nuevas sanciones individuales contra una decena de funcionarios venezolanos, por parte de la Administración estadounidense.

A los corruptos funcionarios del Gobierno de Nicolas Maduro, se les acusa de socavar la democracia, censurar a la prensa, y administrar de manera deshonesta programas gubernamentales de suministro de alimentos.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos, congeló los bienes de figuras cercanas al dictador venezolano, prohibiéndoles además la entrada al país, informó El Nuevo Herald.

También se prohibió a los ciudadanos estadounidenses que negocien con las personas incluidas en esa lista negra, que ya suma unos 40 funcionarios chavistas.

Las sanciones se han ampliado al jefe de gabinete de Maduro, dos ministros y uno de los vicepresidentes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), el poder “legislativo” instaurado por el oficialismo. Los cuatro miembros “maduristas” del Consejo Nacional Electoral —compuesto por un total de cinco personas—, de igual modo se incluyen en la lista.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, dijo en un comunicado: “En la medida en que el gobierno venezolano continúa ignorando la voluntad de su pueblo, nuestro mensaje sigue siendo claro: Estados Unidos no se quedará sin hacer nada mientras el régimen de Maduro continúa destruyendo el orden democrático y la prosperidad en Venezuela”.

La lista de los sancionados este jueves incluye: Elvis Amoroso, segundo vicepresidente de la ANC; Sandra Oblitas, vicepresidenta del Consejo Nacional Electoral; Socorro Hernández, miembro del CNE; Carlos Quintero, miembro alterno del CNE; Isaías Rodríguez, ex segundo vicepresidente de la ANC; Ernesto Villegas, recién designado ministro de Cultura; Freddy Bernal, ministro de Agricultura Urbana; Jorge Márquez, ministro de la Presidencia; Manuel Fernández, presidente de la compañía estatal CANTV; y Carlos Osorio, presidente de una misión de transporte y ex vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria.

(Con información de Cubanet)