El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, advirtió hoy al Gobierno de Cuba que son ellos los responsables de averiguar quién provocó los “incidentes” que en 2106 causaron “síntomas físicos” a varios diplomáticos estadounidenses en ese país.

“Consideramos a las autoridades cubanas responsables de descubrir quién ha llevado a cabo estos ataques de salud no solo contra nuestros diplomáticos. Hay otros casos con otros diplomáticos también”, dijo Tillerson tras asistir a una reunión encabezada por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

“No hemos podido determinar quién es culpable”, aseguró el secretario de Estado, flanqueado por Trump, al reiterar lo que señaló este jueves la portavoz de su departamento, Heather Nauert, en una conferencia de prensa.

“Consideramos a Cuba responsable de la seguridad de toda nuestra gente, como cualquier país anfitrión tiene la responsabilidad de la seguridad de los diplomáticos en esos países”, agregó el jefe de la diplomacia estadounidense, en alusión la Convención de Viena, que contempla esa protección.

Cuba niega cualquier participación en el ataque.