La escasez de gasolina en Cuba ha abierto la puerta para que un concesionario de autos eléctricos en Estados Unidos vea una gran oportunidad de negocio.

Estados Unidos, que mantiene un embargo comercial sobre Cuba, autorizó a la compañía Premier Automotive Export a vender vehículos a empresas no estatales en la isla, como embajadas y entidades privadas, como parte del proceso de distensión acordado bajo el gobierno del ex presidente Barack Obama según reporto la agencia Reuters.

“Realizamos una oferta especial y estamos distribuyendo el automóvil -un sedán 2016 eléctrico de Nissan, además con un súper cargador- por un valor de 25.000 dólares, incluyendo el envío directo desde Miami al Puerto de Mariel”, dijo John Felder, propietario de la subsidiaria de Premier con sede en Islas Caimán Automotive Leasing and Sales Co.

Hasta el momento los autos están llegando a embajadores y diplomáticos en la isla.