Dos jugadores de béisbol de origen cubano firmaron esta semana acuerdos millonarios con equipos de la MLB; Eric Hosmer ganará 144 millones de dólares con Los Padres de San Diego; y J.D. Martínez 110 millones con los Medias Rojas de Boston.

El de Hosmer es un contrato de 8 años, y el de Martínez de cinco.

El contrato de Eric con el equipo de San Diego, es el más grande en la historia de Los Padres, que incluye una cláusula para salirse de éste después de la quinta temporada, y por su parte Martínez tendrá el derecho de salirse de los Medias Rojas después de que haya cumplido las tres primeras temporadas y podrá volver a ser agente libre si lo desea.

Hosmer nacido en South Miami, jugó con los Royals de Kansas de 2016 a 2017, y ha participado en 155 juegos como titular de 162 partidos jugados con el equipo, registrando las marcas más altas de su carrera en hits (192), porcentaje de bateo (.318), porcentaje de embasarse (.385), slugging (.498); OPS (.882), bases totales (300) y bases por bolas (66), además de que empató las marcas más altas en cuadrangulares (25), carreras anotadas (98) y porcentaje defensivo (.997). El primera base también ganó su primer Bate de Plata la temporada pasada y su cuarto Guante de Oro (2013-2015, 2017).

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

A sus 28 años el pelotero miamense promete en Los Padres de San Diego.

Por su parte J.D Martínez también nacido en Miami con 30 años ha pasado por los Detroit Tigers, por los Astros de Houston y por Arizona Diamondbacks.

En 2017 el jardinero bateó .303 con 45 jonrones y 104 impulsadas, conectó 29 jonrones y remolcó 65 carreras en 62 juegos con los Diamondbacks, incluyendo un partido en el que acabó con cuatro vuelacercas.

(Con información de Martí Noticias)