A sus 43 años al cantante español Enrique Iglesias le ha tocado vivir la increíble experiencia de ser padre por primera vez, de los gemelos Nicholas y Lucy, el madrileño ha confesado su felicidad en entrevista con el programa Un Nuevo Día de Telemundo.

“Es una etapa hermosa, ahora cuando voy al estudio, cuando ya son las 8 de la noche digo: ‘¡uy!, a lo mejor ya es hora de que me regrese a casa’, ¡soy feliz!, todo es alrededor de ellos, no te importa absolutamente nada más, solo ellos”, reveló.

Enrique confiesa cómo le ha cambiado su vida, y ahora se atreve a hablar un poco más de su relación con la ex tenista rusa Anna Kournikova, madre de los mellizos, y con quien lleva quince años de relación.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Con Anna tengo 15, sí, bastantes años (…), pero si te soy sincero, nunca me imaginé que yo pudiera estar en una relación tantos años”, sin dejar de lado su antigua faceta de conquistador, cuando era más joven el intérprete de “Move to Miami” dijo también que había tenido muchas novias, y que la primera de ellas fue cubana.

Pero de Anna el amor de su vida, contó las cualidades que le atrajeron, según Iglesias la también modelo “es divertida, independiente, luchadora”, y aunque no quiso revelar más detalles, sí dijo que muchas cosas lo cautivaron de ella.

Retomando el hilo de la vida de papá, Enrique expresó que “es difícil” entretener a Nicholas y Lucy, “pero haces lo que sea por entretenerlos, una sonrisa de ellos te hace la persona más feliz del mundo, te hace el día, los ves sonreír y ya, no importa nada más”, añadió.

El artista comentó que uno de sus deseos es que a través del tiempo, y con el paso de los años, sus pequeños le tengan confianza y sean sus amigos.

“Me encantaría ser amigo de mis hijos, sobre todo cuando lleguen a esa edad de los 12, 13, 14. 15 años, por lo que veo yo y mis amigos y otra gente que he visto y he observado, que sé que pasan por esa edad que no quieren saber absolutamente nada de sus padres, que ojalá que esa edad nunca llegue”, expresó.

Enrique bromeó al principio cuando la presentadora le preguntó qué pasaría si uno de sus hijos quiere dedicarse a la música, y dijo “no, no”, pero luego sonrió, y admitió “lo que quieran hacer, con tal de que sean felices, me da igual, si quieren ser artistas, cantantes, o dedicarse a cualquier cosa, mientras ellos sean felices, y tengan esa pasión por lo que están haciendo, no me importa”.

En un emotivo momento del programa, respondió a otra interrogante, la persona que dijo más admiraba el artista se llama Elvira Olivares, la persona que lo crió desde que era un niño, “por todo lo que hizo por mí, y por mi familia, por mis hermanos…dedicó toda su vida sólo para nosotros, probablemente no tuvo hijos por nosotros, porque nos estaba criando a nosotros, la quiero muchísimo y la admiro muchísimo”, anteriormente aunque no dio muchos detalles, Enrique confesó que cuando era adolescente su madre Isabel Preysler vivía en España, y él en Miami, y reconoció que sus padres siempre estaban viajando.