“Me siento tan contenta que no puedo explicar la felicidad que tengo y especialmente tengo que agradecerle al colectivo de entrenadores cubanos y a mi familia, pero especialmente a Fidel Castro, quien físicamente ya no está con nosotros, pero sé que estuvo aquí también conmigo”, expresó Marina Rodríguez, pesista cubana que obtuvo las medallas de oro en envión y plata en arranque de los 63 kilogramos femenino en los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, que se desarrollan en Barranquilla.

La deportista cubana levantó 125 kg en la prueba de envión, imponiéndose a la colombiana Jakelina Heredia, plata con 125 kg, y a la venezolana Yusleidy Figueroa, bronce con 123 kg, afirmó CubaNet.

Rodríguez tuvo un registro de 98 kg en la prueba de arranque, ganando la presea de plata.

“Sabía que la competencia iba a ser difícil porque las contrincantes, especialmente las colombianas son muy fuertes, pero me entrené para esto y sabía que podía pasar”, explicó la atleta.

(Con información de CubaNet)