En medio del constante flujo migratorio de cubanos desatado durante el año 2017, tras el fin de la política pies secos/pies mojados, Cuba y Chile celebraron esta semana la I Ronda de Conversaciones Migratorias, proceso que busca alcanzar un memorando de entendimiento en materia migratoria.

Un comunicado de la Cancillería cubana informó que la reunión se produjo el lunes pasado en Chile:

“Durante las sesiones de trabajo, las cuales trascurrieron en un ambiente franco y de cooperación, se analizó el estado del flujo migratorio entre Cuba y Chile, al tiempo que se dio inicio al proceso de negociación de un Memorando de Entendimiento en Materia Migratoria”, señala la breve nota publicada.

Por parte de Chile su cancillería no publicó información sobre la reunión ni respondió de inmediato a Martí Noticias que intentó contactar para obtener información.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Ambas partes reconocieron la importancia de este tipo de encuentros y reafirmaron la voluntad y el compromiso de sus respectivos gobiernos de realizar acciones conjuntas en aras de garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro, así como combatir fenómenos tales como el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas, asociados a los flujos de migrantes irregulares”, indicó el comunicado por parte de Cuba.

El pasado mes de febrero el Ministerio del Interior y de Seguridad Pública de Chile entregó estadísticas a El Nuevo Herald, que señalan que las solicitudes de cubanos que piden refugio en el país suramericano ascendieron 2,862% el pasado año.

En el pasado mes de octubre, Martí Noticias reportó cómo cada vez más cubanos estaban llegando al país austral, ya que la brújula de los desesperados antillanos comenzó a girar luego de que el ex mandatario estadounidense Barack Obama derogara la política que permitía a los cubanos entrar con un parole a EEUU, y obtener la residencia al año por el hecho de tocar suelo norteamericano.

(Con información de Martí Noticias)