Cubanos residentes en la provincia de Holguín han comenzado a enterrar a los fallecidos de la tragedia aérea donde murieron 110 personas y 3 sobrevivientes se encuentran en estado critico.

Residentes angustiados se reunieron en un centro cultural en la ciudad costera de Gibara para sentarse junto a los restos y consolar a la familia.

Las autoridades han logrado identificar hasta el momento a 33 de los fallecidos en el accidente donde avión Boeing 737 cayó justo después de despegar.