Foto Enrique de la Osa

El Colegio de La Salle localizado en el barrio del Vedado se encuentra casi en ruinas mostrando un deterioro doloroso de observar causado por años de descuido.

Imágenes y testimonios de un vecino del lugar, obtenidos por Martí Noticias, muestran la lamentable destrucción del esplendor arquitectónico que una vez tuviera esta edificación en el centro de la ciudad. Localizado en la Calle 13 entre B y C, el centro funciona parcialmente como sede del Instituto Politécnico de Transporte “José Ramón Rodríguez”. La mayor parte del edificio es casi inhabitable, las funciones del politécnico solo se llevan en un área de la primera planta y el primer piso. Gran parte del vestíbulo lleva años apuntalado con vigas de madera.

El conocido fotógrafo cubano Enrique de la Osa dio su testimonio y contribuyó con imágenes impactantes. “Me abochorna que este edificio haya llegado al desastre que es hoy”, dijo De la Osa. “Es un lugar abandonado a su suerte”.

El fotógrafo cubano estudió en el centro durante su juventud, como también lo hizo su padre, el famoso periodista de la revista Bohemia Enrique de la Osa (1909-1997), en el siglo XX. De la Osa recuerda como su padre se entristecía ya en los últimos años de su vida cuando pasaba cerca del colegio.

“A mi padre le apenaba entrar al colegio por la destrucción que había ya en los años 90”, comentó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Supuestamente el edificio está bajo mantenimiento, pero así ha estado por años y poco evidencia física de ello existe, ya que se hace evidente su mal estado. Las reparaciones en ocasiones se limitan a pobres trabajos de albañilería, y pintura para salir del paso.

“Las reparaciones aquí llevan años”, manifestó un empleado del lugar que pidió no ser identificado. “Hay partes donde llueve más adentro que afuera… Creo que con parches esto no tiene ya arreglo”.

“Recuerdo el Colegio de La Salle del Vedado como una joya, una verdadera maravilla que hoy está cayéndose a pedazos”, comentó el ingeniero Néstor Cueto, quien se graduó de la institución en 1955.

Cueto ahora vive en Miami y es miembro de la Asociación de Antiguos Alumnos de La Salle en Miami. “Era todo una belleza. La capilla, las estatuas, los viacrucis, los trofeos… hasta la brisa que entraba por las ventanas. Pero llegó la destrucción, se llevaron los mármoles y saquearon todo lo que pudieron tras expulsar a los Hermanos de La Salle”.

El Colegio fue construido en el año 1910, y pertenecía a los Hermanos de La Salle hasta que en 1961, tras el llamado triunfo revolucionario, la propiedad fue confiscada por el gobierno y los hermanos expulsados del país.

Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa
Foto Enrique de la Osa