José Manuel Valido, director de Comunicación Institucional informó en conferencia de prensa en La Habana, que el estatal Correos de Cuba ingresó unos 30 millones de dólares, en concepto de giros desde el extranjero.

Valido declaró que el pasado año, entraron a la Isla 771.600 envíos, tanto de correspondencia y encomiendas, como mensajería y paquetería expresa, provenientes de España, Uruguay, Chile y Ecuador principalmente.

El funcionario admitió que “en esos servicios se registraron 1.153 quejas”, pero insistió en que el número “está por debajo de la media mundial”.

Según el diario oficialista Granma, puntualizó que “la gran mayoría de las insatisfacciones responden a retrasos en los procesos operacionales y la entrega en destino”.

Para este nuevo año, prometió que Correos tiene previsto “priorizar y concretar inversiones que posibiliten solucionar” las que llamó “limitaciones de carácter objetivo que inciden significativamente en el desempeño de la actividad”.

Concretamente el directivo se refería a “la baja disponibilidad técnica del transporte, el procesamiento manual en las plantas de tratamiento postal y las insuficiencias en los medios informáticos y conectividad”.

Asimismo anunció que el grupo estatal prevé rubricar convenios y negocios que tengan en cuenta la incorporación de nuevos servicios, como el perfeccionamiento de la calidad de los existentes, además de desarrollar la preparación y superación técnica y profesional del personal de Correos”.

La prensa estatal celebra que en 2017 el plan de ventas netas y de servicios de Correos de Cuba “se cumplió al 102% y el de exportaciones al 120%”.

El director de Comunicación anunció que el próximo 1 de marzo, con motivo del aniversario 262 del correo cubano, se procederá a una cancelación postal rememorativa y la inauguración de una Exposición Nacional de Filatelia Temática y Juvenil.

Pero como la prensa oficialista lo relata, los servicios de Correos de Cuba parecen funcionar increíblemente bien, como contrapartida a la versión estatal, los usuarios suelen quejarse de las demoras y las tarifas abusivas en pesos convertibles, además han denunciado el robo de paquetes enviados desde el extranjero.

En marzo de 2016, se restableció el servicio postal directo entre Cuba y Estados Unidos, luego de casi seis décadas interrumpido, pero el intercambio de correspondencia entre ambas naciones se encontraba prácticamente detenido en octubre desde marzo del mismo año que se restableció.

En aquel momento, la vicepresidenta primera, Zoraya Bravo dijo, que los servicios de correspondencia, encomiendas y bultos postales entre los dos países se mantenían, pero de modo limitado, pues para hacerlo intermediaban terceros países.

(Con información de Diario de Cuba)