El monopolio estatal de las telecomunicaciones (ETECSA) reconoció que el robo de saldo en las zonas WiFi está en aumento.

“No solo se están robando las cuentas Nauta con un portal cautivo falso, sino también con la suplantación de la IP (identidad personal), o sea, cuando te conectas a la WiFi ETECSA, ellos te suplantan tu IP en el momento en que estás hablando, la colocan en su teléfono y navegan como si fueras tú mismo y comercializan tus horas”, reconoció el ingeniero Pablo Morales Concepción, director territorial de Control, del Ministerio de las Comunicaciones (MIC) en Cienfuegos.

ETECSA se defiende culpando a los clientes por incumplir algunos términos del contrato.

“Cuando llega el usuario y explica que se conecta a través de un nano o que ha utilizado los servicios de un connectify, se le toma la queja, pero le advertimos que está incumpliendo sus obligaciones con ETECSA; esa información aparece en el contrato, lo que sucede es que nosotros, los cubanos, no acostumbramos a leerlo, y además la letra está chiquita”, dice Bunny Prieto Santana, especialista de Protección al Consumidor, de esa entidad.

“Los inspectores de la oficina de control no poseen potestad para intervenir en estos espacios públicos, aun cuando el delito sea visible, y sepan que dentro de una mochila esté la antena pirata…, solo le corresponde a la Policía el actuar y decomisar los equipamientos involucrados”, defendieron los directivos de ETECSA.