Bolsa de la HabanaEl empresario francés Michel Villand quien es pionero de la inversión francesa en Cuba ha revelado los riesgos que corren quienes intentan abrir una empresa en la isla. Villand ha escrito un libro titulado “Mi socio Fidel Castro. Cuba, un desvío en el paraíso” donde junto al periodista Francis Matéo analizan los problemas económicos de Cuba y los riesgos para la inversión extranjera.

“Fundar una empresa mixta en Cuba para una pequeña o mediana empresa extranjera es lo mismo que ponerse una soga al cuello” dijo Michel Villand según la agencia EFE. Michel Villand habla desde su experiencia ya que fue Villand quien abrió dos panaderías y trece tiendas de dulce conocidas como “Pain de Paris” muy conocidas por los cubanos.

Ver Más
Cuba comienza a enviar facturas medicas a los pacientes por servicios de salud

“Es mi verdad, cuento lo que he vivido, estaba dentro del sistema, con Castro, pero yo vivía con el pueblo” asegura el empresario francés que fue expulsado de la isla después de que Fidel Castro dejara el poder.

“Muchos empresarios de buena fe que se van para Cuba, Corea del Norte o China no tienen la menor idea de lo que arriesgarán allá. Van con su dinero, con todo su entusiasmo, y las barreras son tales que, si no eres del tamaño de una multinacional, nunca puedes ganar” continuo Villand sobre su experiencia en Cuba.

Ver Más
Misión médica cubana llegará a Vietnam

El gobierno de Cuba se encuentra buscando inversión extranjera para la isla pero casos como el de Michel Villand deberían servir de aviso para aquellos que quieran hacer la aventura de poner su dinero en la isla donde no hay garantías ninguna.