Nidal Waked, un empresario colombo-panameño que fue extraditado a Miami a inicios de este año, logró reducir su pena de prisión de más de 40 años tras llegar a un acuerdo con la fiscalía, reporta El Nuevo Herald.

Según el acuerdo, Waked podría ser condenado a un máximo de 10 años de cárcel, seguidos por cinco años bajo libertad condicional y una multa de 250,000 dólares.

El empresario aceptó el cargo de conspiración para lavar dinero, uno de los tres por los que estaba siendo juzgado, y reconoció que los millones los obtenía a través de sus empresas en Panamá.

“Al comerciante se le retiraran los otros dos cargos por los que estaba siendo juzgado: fraude bancario y lavado de dinero del narcotráfico, por los cuales hubiera enfrentado una pena máxima de hasta 50 años”, agrega el rotativo.

Waked reconoció que entre el 2000 y el 2009 lavó dinero a través de sus empresas y transacciones fraudulentas entre un banco de Panamá y otro de Estados Unidos y otro en Miami por montos entre 22,000 y 550,000 dólares.

“La audiencia para fijar la sentencia a Nidal Waked Hatum, miembro de una de las familias más adineradas de Panamá, está programada para el próximo 18 de diciembre”, puntualiza El Nuevo Herald.