Una empleada hispana de un supermercado Walmart en Houston, Texas, se negó a atender a otro hispano porque este no hablaba inglés.

La empleada que entendía el español perfectamente se negó a responderle al cliente diciéndole que tenía que hablar en inglés.

Las imágenes se han vuelto virales volviendo a abrir el debate sobre el idioma y los hispanos en Estados Unidos.