Según Cubadebate, Holguín sobrecumplió su plan de producción de leche este año. Sin embargo, los residentes en la provincia contaron que la leche en polvo es “oro molido” y se vende en divisas al pueblo.

De acuerdo al sitio oficial cubano, autoridades locales adjudicaron el récord de producir más de 21 millones de litros de leche de vaca a “los ganaderos” del territorio holguinero.

Cubadebate afirma que la cifra es uno de los mejores resultados del sector en cinco años.

La nota del portal estatal detalla: “Las entidades pecuarias del territorio sobrepasaron el compromiso fijado desde principios del 2017 de incrementar volúmenes como respuesta a las exigencias de la economía nacional de contribuir a reducir la compra de leche en polvo a elevados precios en el mercado internacional”.

La Isla comunista importa entre el 60 y 70% de los alimentos que consume a un costo estimado en 2.000 millones de dólares al año. Algunos productos son cereales, y granos como maíz y arroz, frijoles, leche en polvo, soja y pollo.

Que cada antillano pueda beber un vaso de leche al día, es una de las promesas no cumplidas del general Raúl Castro, que cuando se puso al frente de Cuba entusiasmó a los nacionales con las reformas económicas.

Un médico holguinero, Ramón Zamora, dice: “Esa leche no sé a dónde fue a parar, no sé si es por divisas o por qué será pero por esa parte el pueblo está embarcado como dice uno, la mesa del cubano no puede disponer con esa facilidad de un vaso de leche para cada uno de los que moran en cada vivienda”.

“Aquí la leche en polvo es oro molido (…) no hay otra alternativa”, comenta Maydolis Leiva, quien vive en la capital de la provincia.

“Uno no puede tomarse un vaso de leche, no hay leche (…) y cualquier paquete de leche en polvo (que venden) en las tiendas recaudadoras de divisas de esas que tienen ellos (el gobierno) valen siete dólares, ocho dólares, cuatro dólares, tres dólares, eso es lo último”, se queja un residente en Niquero.

“Eso es una mentira piadosa como todas las que hacen ellos, o una mentira cruel, no sé cómo se les pueda llamar (…) hasta la leche de los niños que viene en bolsas se pierde a veces (…) esto es un caos, este gobierno se sustenta a base de mentiras, yo no sé hasta cuándo este pueblo aguantará”, afirmó un residente de Velasco, Holguín.

(Con información de Martí Noticias)