Hijo del gran béisbol cubano, en los Astros Yuli Gurriel está haciendo un nombre en los Estados Unidos también, resalta Ap News en Twitter.

Yulieski “Yuli” Gurriel de 33 años juega en la actualidad la Serie de Campeonato de la Liga Americana que disputan los Astros de Houston y los Yankees de Nueva York.

Yuli batea en los playoffs para .382 (13 imparables en 34 turnos), con 4 carreras impulsadas y 1 anotada.

La temporada 2017 en las Grandes Ligas ha avanzado, dando paso a la postemporada, y en este lapso de tiempo el cubano de Sancti Spíritus ha cautivado a los fanáticos de las Mayores.

Gurriel bateó en el período regular para .299 (158 hits en 529 turnos), con 18 jonrones y 69 carreras impulsadas.

El pelotero cubano se ha ganado el cariño de las personas que asisten al estadio a ver jugar a los Astros.

El primera base cubano firmó un contrato con los Astros por cinco años y $47.5 millones en julio de 2016, después de una carrera como pelotero de 15 años en Cuba, y junto al equipo nacional ganaron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2004 y la Copa Mundial en 2003 y 2005.

Debutó en las Mayores con los Astros de Houston el 21 de agosto de 2016, tras desertar en febrero de ese mismo año junto a su hermano, Lourdes Gurriel Jr. en la Serie del Caribe, que se jugó en República Dominicana.

Gurriel ha dicho a The Associated Press, “sé que de una manera u otra estoy representando a los cubanos, representando a Cuba”.

Refiriéndose a como lo veían en sus inicios en la Mayor de las Antillas dijo:

“La gente te ven como a mi padre, y esperan mucho más de ti. No te ven como el jugador que eres sino como era tu papá, y exigen mucho. Fue muy difícil al principio, porque la gente decía: ‘este es el hijo de Gourriel, y eso me hizo sentir incómodo al principio”.

Pero finalmente se ha convertido en una gran figura del deporte.

Comentó que nunca pensó en abandonar la Isla, pero luego algunos factores hicieron que cambiara de idea, el hecho de comenzar a jugar en la Liga japonesa en 2014, donde bateó .305 con 11 cuadrangulares y 30 carreras impulsadas en 62 juegos, impulsaron al pelotero cubano a pensar que con 30 años aun podía jugar en Grandes Ligas.

También pensó en su hermano menor, Lourdes Jr., quien mostraba un talento innato.

A los 31 años, Yuli se decidió y quiso probar suerte en las Mayores.

Para los niños en los países donde el béisbol tiene auge, el mayor sueño es jugar una Serie Mundial.

Para el cubano aunque no lo soñó de niño la posibilidad de jugar su primera Serie Mundial de las Grandes Ligas en Estados Unidos, está latente, si los Astros ganan el sexto y séptimo juego, Gurriel llegaría a la serie final de post temporada de las Grandes Ligas.

De su padre el gran pelotero cubano Lourdes Gourriel conocido como El Hombre de los Grandes Momentos, habla Yulieski:

“Me dijo que si iba a dedicarme al béisbol, que me entregara por completo, que lo hiciera con amor. Que lo dejara todo en el terreno”, recordó. “Siempre tengo eso muy presente, y es lo que siempre trato de hacer”.

(Con información de Martí Noticias y El Nuevo Herald)