La gasolina en Miami semanas atrás parecía mantenerse con precios muy bajos que tras una alta demanda y la merma de la producción de algunos países productores de petróleo se deja ver el próximo aumento.

Según el informe semanal de American Automobile Association (AAA), que vela por el alza y la baja de los precios del carburante en nuestro estado, la Florida reporta una media de 2.29 dólares por galón, lo que representa 11 centavos más en igual fecha el año pasado.

“El precio parece haberse estabilizado durante el fin de semana pero podría subir más en los próximos días”, señaló el comunicado de la asociación automovilística.

Países como Arabia Saudita y Kuwait productores de petróleo han mermado la producción creando la situación perfecta para poner el precio del combustible por los cielos.