Durante el día de ayer, el embajador cubano José Ramon Cabañas dijo en un evento en Washington, que seguirá siendo un requisito para los cubanos viajar a la isla con pasaporte nacional. La reforma constitucional que tendrá lugar prontamente no hará cambios a estos requisitos. Los cubanos nacidos en la isla que obtienen doble nacionalidad continuarán entrando a Cuba con pasaporte cubano.

“El principio por el que nos regimos es que todo cubano —y puede tener una segunda o tercera ciudadanía, cuando vuelve a Cuba, en la isla, en nuestra fronteras es cubano”, explicó en inglés durante el evento al que asistía.

“Entendemos que hay otras prácticas, los chinos por ejemplo, cuando adquieres la segunda ciudadanía, eres británico o de donde sea, pero en nuestro caso consideramos la ciudadanía de nacimiento”, dijo. “No espero ningún cambio en ese sentido”, agregó.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Este requerimiento afecta a la gran mayoría de cubanoamericanos que visitan a sus familiares en la isla, y dado a los altos costos de renovación su eliminación ha sido una de las principales exigencias a través de los años. Actualmente el costo del pasaporte es de $450.00, el cual debe ser prorrogado cada dos años por un costo de $160.00

Por su parte el mandatario hizo hincapié en la eliminación de otras trabas como el permiso de entrada, comúnmente conocido como “habilitación”, entre otras medidas que han facilitado los viajes a la isla.

En cuanto al ambiente político entre ambos países, Cabañas aseguró que no deben esperarse cambios en la nueva administración de Díaz-Canel. “Mucha gente tiene expectativas… y pregunta cuántas cosas van a cambiar en cuanto a las relaciones con Estados Unidos”, dijo Cabañas. “Yo sigo repitiendo que nuestra política exterior se basa en principios. Nadie debe esperar cambios dramáticos en el modo en que desarrollamos nuestra relación con Estados Unidos porque se basa en la historia y los principios”, expresó.

Sin embargo, añadió en una nota mas positiva y refiriéndose a las negociaciones que se tuvieron durante el gobierno de Barack Obama que “aún existe la posibilidad de mantener el tipo de relación que hemos construido”. Cabañas destacó el nivel cooperativo de ambos países en cuanto a materia de aviación civil, y explicó que las autoridades cubanas comparten información de vuelo diariamente con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos. “La vecindad nos lleva a cooperar”, dijo Cabañas.